Home / #AsíEsMéxico / 20 cosas muy mexicanas que hacemos con la comida

20 cosas muy mexicanas que hacemos con la comida

¡Cómete un taco cada vez que hagas algo de esta lista!

Estudios recientes de una universidad que no vamos a mencionar, demuestran que no hay país en el mundo que disfrute más la comida que México. Ese mismo estudio demuestra que cuando un mexicano vive en otro país, modifica todas las cosas que le rodean para hacerlas “a la mexicana”. Ejemplos hay muchos: si un mexicano pide un hotdog en Central Park, siempre va a preguntar dónde está el pico de gallo. Cuando descubre asombrado que en Nueva York los hotdogs solo llevan catsup y mostaza, ¿Qué hace? ¿Se resigna? ¡No, señor! Se va a una banquita y le pica un jitomate, una cebolla y dos chiles cuaresmeños a su salchicha caliente.

Así es el mexicano: apenas acaba de comer y ya está pensando en la cena. Apenas acaba de cenar y se va a la cama con hambre. En el desayuno prepara cereal y un almuerzo para media mañana: todo nuestro mundo gira alrededor de la comida. Y hay que aceptarlo: tenemos ciertas costumbres muy extrañas alrededor de los sagrados alimentos. ¿Cuántas de estas haces tú?

1.- Todo cabe en un taco sabiéndolo acomodar: sobre una tortilla pones una cama de frijoles, arroz, guisado, cebollas, nopales, salsa. ¡No nos digas que nunca te has hecho uno de esos tacos que no se pueden ni cerrar! ¡Viva México!

2.- Le echas salsa y/o limón a la comida antes de probarla.

3.- Si te enseñan una tortilla a 5 metros, sabes perfectamente qué lado debe de ir en el interior de un taco (es decir, el delgadito). ¡Lo traemos en los genes!

4.- Eres capaz de esperar media hora formado para comprar una torta de chilaquiles, unos esquites o un tamal. Hay quien ha envejecido en la fila, nos han contado.

5.- Tu familia tiene un método especial para preparar guacamole. Picado, licuado, con chile, sin chile, en cuadritos, con cebolla, con limón o machacado. Y puedes discutir durante horas para demostrar que el tuyo es el mejor.

6.- Cualquier rincón es bueno para hacer picnic. Basta con comprar unas tortillas, arroz y un pollo rostizado para tener un banquete de banqueta.

También sabemos que las tortillas pueden servir de plato.

 

7.- Cuando le quitas el migajón a un bolillo, en vez de tirarlo, lo haces bolita ¡y te lo comes! (pero primero volteas a ver si no te están viendo).

8.- En tus fiestas de primaria seguramente había triangulitos de sándwich de jamón con queso amarillo o “Sushi de sándwich” que era er… un sushi… de pan Bimbo… ;D

9.- Si vas a un lugar que no conoces, siempre sabes dónde comer: donde haya más gente, porque “ahí debe estar más bueno”.

10.- Sabes que lo más sabroso de un guisado es lo que se quedó pegado en la cazuela.

11.- Y también sabes que lo mejor de la cena de fin de año es el recalentado del día siguiente.

12.- Si comes quesadillas o gorditas en un puesto de la calle, siempre sabes cómo sentarte en el banquito, agarrar el refresco con el brazo, el plato con una mano, la servilleta con la otra, contestar el celular y aceptar tu siguiente garnacha sin que nada se te caiga.

Donde come uno, comen dos.

 

13.- Verdura puede significar “zanahorias, chícharos, papas y ejotes” si es una ensalada de lata o “cebolla y cilantro” si va arriba de un taco de suadero.

14.- No importa que no hayas lavado las cebollas, los nopales o la carne antes de echarla al asador: todos sabemos que el fuego lo purifica todo.

15.- Sabes si una salsa pica solamente con olerla.

16.- Sabes que hay un acuerdo no escrito entre los taqueros y los comensales: nosotros no les mentimos acerca de cuántos tacos nos empacamos y ellos no nos van perseguir con el machete. Es un pacto de honestidad en favor de la tragonería.

Porque aunque no lo crean, el taquero sabe exactamente cuánto se comieron estos tragones.

 

17.- Cuando te dan un taco con dos tortillas, sientes que te sacaste la lotería: aplicas el método “Mastercard” que consiste en separar las tortillas (parecido al logotipo de dicho banco) para hacer un taco más largo. Y si además los nopales y los frijoles son gratis, olvídate: ¡eres el ganador de la noche! ¡Yiajajai!

 18.- Hay grandes misterios en la gastronomía mexicana que nunca vamos a investigar. Entre ellos se encuentran: ¿cómo hacen el chicharrón prensado y por qué es tan barato?, ¿de qué está hecho eso que llamamos ‘queso rallado blanco’ y por qué sabe a plástico?, ¿cómo hacen los chinos para poner un buffet a 40 pesos sin perder dinero? y el mayor de todos ¿qué es el queso de puerco y por qué se llama así?. Misteeriooo.

19.- El mundo se divide en dos: entre los que piden chile del que pica y chile del que no pica, cuando compramos elotes.

20.- Podemos hacer torta de cualquier cosa, aunque sean las cosas más extrañas: sopa de fideo (¡deliciosa!), chiles rellenos con caldillo, jamón con piña, mole con pollo, dos tamales de diferente sabor (la famosa torta napolitana) y carnes que en otros países del mundo no conocen.

Bueno, pero tampoco exageren.

Fotos: Cuartoscuro

Sobre Guillermo Guerrero

Guillermo Guerrero
Blogger primigenio, locutor de radio y periodista. Conoce los secretos y rincones más oscuros de la Ciudad de México. Bebedor legendario de cubas con Ron Matusalem.

Puede interesarte

¿Qué tanto discriminas cuando vas a la cantina?

¿Neta? ¿Hay discriminación en el simple acto de echar un trago? Piénsalo dos veces. ¿Te …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *