Home / #AsíEsMéxico / 60 años de La Merced. ¿Cómo era antes?

60 años de La Merced. ¿Cómo era antes?

El tradicional mercado de La Merced tuvo, hace 60 años, una remodelación que cambió su aspecto para siempre. ¿Llegó la hora de renovarlo de nuevo?

A mitad del siglo XX, la población de la Ciudad de México creció de una manera desbordada. En menos de seis años se duplicó el número de habitantes que buscaban aquí mejores condiciones de vida. Sin embargo la capital se estaba quedando corta en servicios, en transporte y en educación. Era obvio: con tanta gente ¿cómo iba a alcanzar la infraestructura que había?.

Es cuando entra en escena Ernesto P. Uruchurtu, llamado el “Regente de Hierro”. Elaboró un plan maestro que le llevó catorce implementar, con los presidentes Adolfo Ruiz Cortines, Adolfo López Mateos y Gustavo Díaz Ordaz. Uruchurtu no se andaba con medias tintas: si se tenían que expropiar casas, lo hacía sin miramientos. Su actuación es polémica, pero sus obras aún son funcionales. Durante su periodo remodeló y levantó 160 mercados por toda la ciudad, con todos los servicios.

La Vieja Merced.

¿Cómo era La Merced antes de Uruchurtu? Bueno, las crónicas dicen que era un foco de infecciones y un caos completos. La siguiente fotografía fue sacada del libro “Ciudad de México, 1952-1964” del viejo Departamento del Distrito Federal.

¡Qué caos!

 

La Merced era una gran área de 7000 puestos semifijos que ocupaban 530 mil metros cuadrados. Afectaba cerca de 110 calles y 5 plazas (sin contar a los vendedores ambulantes, que eran miles). Uruchurtu escribió:

“La imposibilidad de mantener un control eficiente de la zona, trajo consigo las lacras sociales inherentes y la inseguridad se convirtió en un mal endémico. La circulación de los vehículos era casi imposible, y la carga y descarga de los productos era sumamente difícil”

No pos sí.

 

Y continúa diciendo:

“El Departamento del Distrito Federal estudió la manera de eliminar este ‘tapón’ dificil de controlar desde todos los puntos de vista. Era como un cáncer que crecía constantemente.”

Así fue como el 24 de septiembre de 1957 se inauguró el nuevo mercado que tenía 5525 expendios comerciales, un área para la desinfección de frutas y verduras, guarderías, paso subterráneo, baños y cocinas para atender a 1000 personas a la vez. Además estaban divididas las áreas de artículos para el hogar, puestos de flores, comidas, ropa, calzado y artículos diversos. Así lucía a pocos días de su apertura.

¡Qué diferencia!

 

La Merced, hoy.

El mercado de La Merced sigue siendo uno de los puntos de venta para minoristas más importantes de la ciudad, aunque fue superado en la década de los ochenta, por la Central de Abastos del oriente. Pero los problemas de antaño vuelven a aquejar a la zona: delincuencia, desorden urbano, ambulantaje y prostitución. Desde hace unos años la UNAM junto con el Gobierno de la Ciudad de México analizan la manera de devolver el orden a la zona a través de el “Proyecto Merced”, con pocos resultados hasta el momento.

¿Has visitado este mercado tradicional? Si no lo has hecho, ¿a qué se debe? En Cazacocteles acostumbramos visitarlo regularmente y ya hasta somos marchantes de algunos locatarios. ¡Les dejamos una galería de fotos de cómo luce actualmente!

 

Sobre Guillermo Guerrero

Guillermo Guerrero
Blogger primigenio, locutor de radio y periodista. Conoce los secretos y rincones más oscuros de la Ciudad de México. Bebedor legendario de cubas con Ron Matusalem.

Puede interesarte

¿Qué tanto discriminas cuando vas a la cantina?

¿Neta? ¿Hay discriminación en el simple acto de echar un trago? Piénsalo dos veces. ¿Te …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *