Home / Literatura / De la verdura a la lectura: Biblioteca Gregorio Samsa, en la Central de Abastos

De la verdura a la lectura: Biblioteca Gregorio Samsa, en la Central de Abastos

¿Quién dice que en México no se lee? Un puesto de la Central de Abastos de la CdMx quiere demostrar lo contrario.

La vida es eso que transcurre mientras compras guayabas de a 15 pesos el kilo y jitomates de a diez. Es una tarde cualquiera en la Central de Abastos de la CdMx, mientras los cargadores descansan y los locatarios se comen un taco de bistec. “¡Pásele marchanta!”, “¡Pura calidad!”, “¿Qué le damos, güero, qué le ofrezco?”. En el pasillo I-J, las bodegas ofrecen fruta fresca y más allá, carne, queso y jamón.

Pero si uno se fija detenidamente, en el número 73 del pasillo I, hay un letrero que dice “Biblioteca Gregorio Samsa. Central de Abastos”. Debajo de él, una caja vieja de cartón contiene “El Evangelio de Lucas Gavilán” de Vicente Leñero, “El país de las hadas” de Beatriz Donnet o “Desgracia” de Coetzee. Este es el lugar más inesperado para ver estos títulos.

“Me da un Carballido que esté madurito, como para hoy”.

 

“¿A cómo el kilo de Saramago?”

El dueño del local, un héroe que no quiso darnos su nombre, dice que todo fue idea de una de sus marchantas, a la que le pareció buena idea promover la lectura entre la gente de la Central. Lo platicaron unos días y un día decidieron poner a disposición de todos esta pequeña biblioteca. El nombre lo decidió él: “Gregorio Samsa, por el libro ese de la cucaracha”, nos dijo.

– “¿Cuáles son los requisitos si nos queremos llevar un libro?”, preguntamos
– “Son muy sencillos” -y nos dio una hoja enmicada tamaño carta donde se lee lo siguiente.

***

BIBLIOTECA GREGORIO SAMSA
CENTRAL DE ABASTOS
SISTEMA DE HONOR

Cómo funciona:

1.- Esta biblioteca funciona con un sistema de honor. Es decir, si tú quieres leer un libro lo único que tendrás que hacer es apuntar tu nombre en la tarjeta que viene dentro del libro. Apuntar la fecha en la que te lo vas a llevar y la fecha en la que lo regresas. No tienes que pagar nada, solamente tienes que cuidar el libro que te llevas y regresarlo a los diez días.

2.- Te puedes llevar a tu casa el libro por un máximo de 10 días. Tú serás el úncio responsable de cumplir con la fecha de regreso y de devolverlo bien cuidado. Si no lo haz (sic) terminado de leer, regrésalo y vuelve a apuntar en la tarjeta la siguiente fecha en la que lo regresarás.

3.- Estos libros son para que todos los podamos compartir y gozar, si tú no lo devuelves a tiempo, otra persona no tendrá la misma oportunidad que tú de gozar estos libros.

AHORA A LEER Y GOZAR EL PLACER DE LA LECTURA.

***

 

¡Qué maravilla!

 Literatura a granel

Este esfuerzo ha rendido frutos, pues son muchos los que se han llevado un libro de aquí (¡y siempre los devuelven!). Los encargados de esta biblioteca dicen que aceptan donaciones: “Si traen libros, pues ahí los ponemos”, dicen. Están muy contentos de que la gente de la Central tenga la opción de leer libros mientras se echan un taco.

Si quieres apoyarlos, además de comprarles frutas y verduras que son de muy buena calidad, podrías llevarles uno de tus libros favoritos: así puedes compartir, como ellos, el placer de leer. ¿Sabes de alguna iniciativa similar? ¡Cuéntanos! ¡Nos encantó visitarlos!

¡Aquí es!

Sobre Guillermo Guerrero

Guillermo Guerrero
Blogger primigenio, locutor de radio y periodista. Conoce los secretos y rincones más oscuros de la Ciudad de México. Bebedor legendario de cubas con Ron Matusalem.

Puede interesarte

10 Consejos para presentar libros

Te invitaron a presentar un libro y no sabes ni por dónde comenzar, estos diez …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *