Home / Literatura / El Complot Mongol, la primera novela gráfica del FCE, de Bernal-Crosthwaite-Peláez

El Complot Mongol, la primera novela gráfica del FCE, de Bernal-Crosthwaite-Peláez

Más de 15 años pasaron para que la versión gráfica de El Complot Mongol de Rafael Bernal, tuviera la edición perfecta.

La historia es así: en el año 2000 Luis Humberto Crosthwaite adaptó El Complot Mongol, la novela noir por excelencia de la literatura mexicana, al formato de cómic. Iba a ser publicado por el Centro Cultural Tijuana, lo cual nunca pasó. Para ilustrarla, escogió a uno de los mejores historietistas de México, Ricardo Peláez Goycochea (miembro fundador del Taller del Perro). La tríada Bernal-Crosthwaite-Peláez, se antojaba como la alineación ideal. El Dream Team de la novela gráfica mexicana.

En aquellos días hubo un boom y luego una debacle del cómic nacional. La segunda mitad de la década de los noventa vio el surgimiento de muchos pequeños proyectos mexicanos en formato historieta -muchos de los cuales no prosperaron-, al mismo tiempo que muchísimos cómics extranjeros inundaron las calles. Una de las editoriales que se beneficiaron de este creciente mercado fue la extinta Editorial Vid, que en ese momento dio luz verde al proyecto de Crosthwaite-Peláez. Lo anunciaron con bombo y platillo, y la leyenda cuenta que se iba a entregar en cuatro o cinco diferentes tomos… de los cuales solo salió uno.

**

 

Lo que sucedió en aquellos años es un misterio. Ojalá tengamos oportunidad de preguntárselo a los autores. Lo cierto es que aquella pequeña probadita de la adaptación de la novela fue tan buena, que durante años pedimos conocer la versión completa. Aunque la de LHC no fue la primera adaptación en formato cómic (hubo una versión en los ochenta, aunque bastante censurada), sí era bastante cercana a la novela de Bernal (que por cierto, está por cumplir el medio siglo de haber sido publicada originalmente). Se volvió, sin exagerar el adjetivo, en un trabajo legendario. Y fue en 2015, en el centenario del nacimiento de Rafael Bernal, que la editorial Joaquín Mortiz propietaria de los derechos, retomó el proyecto.

Y hoy podemos decir con gusto que la espera terminó. Enhorabuena para todos.

El Fondo de Cultura Económica decidió publicar, en un formato hermoso de pasta dura, la versión completa de El Complot Mongol. Esta se convierte en la primera novela gráfica del FCE en coedición con JM, y no podemos estar más de acuerdo con la elección. Impresa en dos tintas interiores (perfectas para el tono oscuro del relato), hace lucir más los trazos de Peláez y el guión de LHC . La historia es conocida: Filiberto García, hombre adusto y matón a sueldo, recorre las calles del centro de la Ciudad de México para descubrir un supuesto complot que involucra a los chinos de la calle de Dolores, el gobierno de Rusia y al de Estados Unidos. Listo. No necesitan saber más. Si no se han acercado a esta historia (ya sea por el libro o aquella adaptación cinematográfica en la que sale Pedro Armendáriz), es el momento de hacerlo.

La hechura de este trabajo es tan fina, que se pueden sentir en la piel los mullidos asientos del Bar La Ópera y el apretujamiento de los camiones que recorrían la calle de 5 de Mayo. Los diálogos son excepcionales y la adaptación, perfecta. Es de esos trabajos que  cuando los terminas de leer, piensas ¿por qué tuvo que durar tan poco?

Pinche Rafael Bernal.

Pinche Luis Humberto Crosthwaite y pinche Ricardo Peláez.

Pinche novela gráfica.

¡Pinche soledad!

 

Sobre Guillermo Guerrero

Guillermo Guerrero
Blogger primigenio, locutor de radio y periodista. Conoce los secretos y rincones más oscuros de la Ciudad de México. Bebedor legendario de cubas con Ron Matusalem.

Puede interesarte

10 Consejos para presentar libros

Te invitaron a presentar un libro y no sabes ni por dónde comenzar, estos diez …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *