Home / Estilo de Vida / La Ruta de la Garnacha, de Lalo Villar

La Ruta de la Garnacha, de Lalo Villar

El canal sobre comida urbana más famoso de YouTube, en forma de libro. ¿Alguien dijo “hambre”?

Hay empleos que uno envidia. Uno quisiera ser astronauta pa’ salir al espacio sideral, por ejemplo. También estaría bien ser sommelier e ir por la vida probando vinos. Pero si no nos ponemos tan especializados, envidio de sobremanera a Lalo Villar por haber encontrado un modo de vida comiendo garnachas y, además, ganar dinero con eso. Es verdad: te odio, Lalo Villar.

El canal “La Ruta de la Garnacha” tiene cerca de medio millón de suscriptores en YouTube y tres temporadas en donde uno puede ver cómo viaja por todo México (y un poco más allá) probando sopes, tacos, tortas, pambazos, tlacoyos, marquesitas, esquites y troles. El paso lógico era entonces sacar un libro que tuviera los lugares más destacados –de los cientos que ha visitado– y que sirviera como guía: bueno, La Ruta de la Garnacha acaba de salir y ya lo tengo en mis manos. Una bonita edición de Sélector de 192 páginas, con prólogo de Carlos Ballarta. Te sigo odiando, Lalo Villar.

Por supuesto, uno compra este tipo de libros para hacer corajes. ¿Cómo se atreve este mequetrefe de Lalo a decir que los mejores tacos de canasta son de Los Especiales de Madero? ¿Qué le pasa? Los mejores son los que venden afuera de la Tienda UNAM. ¿Cómo demonios piensa que Los Cocuyos tienen el mejor suadero? ¿Está loco o qué? Por supuesto que uno va leyendo tremendas barrabasadas y entra el hambre. Decidí ir por unos tacos para desahogar mi coraje y seguir leyendo. Es cuando te das cuenta que el autor recomienda lugares que no conoces: los Tacos Lolita, por ejemplo. Y que también recomienda lugares que pasan desapercibidos, como las Tortas del Chatín de avenida Revolución. ¡Cómo te odio, Villar, cómo te odio!

No solo eso: el barbón de Villar mete recomendaciones de Guadalajara, Monterrey, Querétaro o Puebla ¡Justo en la pobreza! ¿Quién no quisiera rodar de acá para allá, comer de todo y sin medida? ¡Ah! Porque además las reseñas no son aburridas ¡No señor! Están escritas con muy buen tino y mejor humor. Véase como ejemplo, este extracto de la sección “Manual del Buen Garnachero”:

-No regresar el limón usado al recipiente de los limones

-No mezclar la cuchara de la salsa roja con la de verde

-Agarrar el plato, servilleta y refresco con una sola mano

-No preguntar si la salsa pica

Imagino la cara rozagante de Lalo Villar, llena de cilantro, cebolla y chiles encurtidos en vinagre, frente a mí diciendo “¡JA JA JA JA! ¡ME LA PASO COMIENDOOO! ¡ME LA PASO COMIEEENDOOOO! ¡VIVO PARA COMER Y COMO PARA VIVIR! ¡HA HA HA HA!” con los ojos desorbitados, mientras escupe pedazos de tortilla y de bistec asadito, mientras que yo, pobre mortal infeliz tengo que pasar ocho horas en la oficina, pegado en una computadora, comiendo cacahuates rancios. ¡TE ODIOOO LALO, TE ODIOOOOOO!

 

Pero está bien. Acepto mi destino. Si quieren echar espumarajos por la boca, vayan y compren este libro. Si son de los que andan buscando dónde comer las mejores gorditas de chicharrón, los mejores tacos al pastor o quieren probar algo tan extraño como el “Huarache Niño Pobre”, este libro no debe de faltar en su mesita de noche o encima de la taza del baño, que es donde uno pone los libros más entretenidos. Y entonces pensarán como yo: ¿cómo le hizo este tipo para encontrar tan buen modo de vida?

Mejor aún: échenlo en su mochila y vayan a cada lugar que recomienda. Al final, como yo, le darán la razón.

Sobre Guillermo Guerrero

Guillermo Guerrero
Blogger primigenio, locutor de radio y periodista. Conoce los secretos y rincones más oscuros de la Ciudad de México. Bebedor legendario de cubas con Ron Matusalem.

Puede interesarte

¡Llévele, llévele! Para el fan de #StarWars

En cazacocteles nos gusta hacer la tarea por ti, sabemos que todos tenemos al menos a …

2 Comentarios

  1. Padrisimo todo, a mi también me da envidia. Mucho éxito.

  2. Desafortunadamente tengo que coincidir contigo Guillermo, para los Godinez como nosotros, los manjares mas exquisitos son la gran variedad de deliciosas garnachas que podemos encontrar en cada esquina y/o localito de esta hermosa chilangolandia. Por eso podemos llamarnos EXPERTOS en el tema…..así que yo también ODIO a LALO VILLAR, por todo lo que menciona Guillermo, ademas de su gran sentido del humor y su sinceridad en su opinión sobre la calidad de lo que se engulle descaradamente, para desgracia de nosotros los Godinez. Por eso, no me pierdo ninguno de sus videos…. y quedo obligada a comprar el libro. Saludos!!! y siguemos torturando LALO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *