Soy de ganas

Flor nos cuenta cómo llegó a Cazacocteles, y el día en que perdió su apellido materno.

 

Mis papás me enseñaron a presentarme así: Me llamo Flor del Rocío Cervantes Mendoza, a sus órdenes. Así me presenté hasta segundo de primaria cuando todos se rieron por mí, y cómo no, ¿qué niña de 7 años se presenta así? En ese preciso momento empecé a cuestionar a mis padres, ¿por qué debería estar al servicio de los otros sin conocerlos? ¿Acaso esto no era peligroso? Dejé mi segundo nombre y apellido materno a los 12 un lunes de asamblea, me habían elegido para dirigir el Juramento a la Bandera y a la maestra de ceremonias se le complicaba decir mi nombre completo, así que desde entonces soy Flor Cervantes.

Mamá dice que soy buena para todo pero “tú eres de ganas”, estoy de acuerdo con ella, aunque desde que aprendí a hablar sé que lo mío es estar frente a grandes audiencias, tengo lo opuesto a pánico escénico, entre menos gente haya más nerviosa me pongo. Para un 15 de septiembre a los 18, recién entré a la carrera de Comunicación, me contrataron como co-conductora del ‘Grito de Independencia’ en Tijuana, lo que más me emocionó es que había mucha gente, no las podía contar. Eso desde luego alimentó mis ganas de cámaras y micrófonos, así le seguí durante muchos años, me han bateado más de lo que cualquier ser humano en su sano juicio podría tolerar, estoy acostumbrada al rechazo, es un sano deporte que al menos practico una vez al año yendo a audiciones para cine, teatro o televisión, y cuando me llegan a decir que sí me imagino que soy la próxima Meryl Streep y últimamente fantaseo siendo todos los personajes de Shaileene Woodley. Como hay que vivir de algo, yo he sido muchas cosas, he trabajado los fines de semana en el Kobey’s (un swap meet de San Diego o tianguis pues), he sido intérprete simultáneo en conferencias médicas, he hecho doblaje de voz, también le hice a la función pública, se me da eso de dar clases y actualmente mi tarjeta de presentación dice: Asesor Inmobiliario, pero como no me puedo estar en paz, también pertenezco a un grupo de activistas políticos en donde coordino el área de comunicación, además me da por correr y cruzar la meta de uno que otro medio maratón.

Podría decir que mis grandes pasiones son el arte, la política y recorrer grandes distancias, escribo sobre estas desde el 2008 en mi blog: florog.blogspot.com, el internet siempre ha sido mi aliado, era mi ventana al mundo cuando mis papás no me dejaban ir a las fiestas de la prepa, pasaba las tardes haciendo tareas por encargo mientras a la vez chateaba con gente de todo el mundo por ICQ, hasta que me regañaron por los cuentonones de teléfono, así que me iba a la biblioteca a seguir con mis ganas de explorar el mundo virtual. Confío en las plataformas virtuales como salvavidas, como excelentes socios para hacer crecer un negocio y como una gran alternativa para la socialización de cualquier tema. De todo esto va mi columna, de las cocas escondidas en el desierto que alivian la sed y lo que uno debe hacer para llegar a nuestro oasis, el mío es Cazacocteles, aquí será la casa a la que puedo invitarlos cada que haya fiesta para echarnos un whiskey en las rocas y hablar de la última trastada de nuestro presi o de lo que se les antoje, total, yo siempre traigo ganas de platicar.

Sobre Flor Cervantes

Corredora de largas distancias, escribe, ríe todo el tiempo, platicadora, ve Friends por las noches y tiene tres perros, sí tres. Le entra sabroso al whisky en las rocas, también le da por cantar y bailar en donde se pueda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *